Contenido principal

Beneficios de exfoliar la piel

Todos los días el cuerpo enfrenta distintos factores contaminantes en el ambiente, y es la piel el órgano que actúa como primera barrera de protección ante los agentes externos. De esta manera, cada cierto tiempo la piel necesita renovarse y las células van muriendo para darle paso a otras nuevas que harán que la piel luzca más luminosa.
Las células muertas de la piel ocasionan la obstrucción de sus poros e impiden que el tejido pueda respirar y oxigenarse. Por esta razón, la exfoliación corporal aporta numerosos beneficios y es indispensable para eliminar dichos componentes, permitir su regeneración y la oportuna oxigenación de la piel.

¿Cuáles son los beneficios de la exfoliación corporal?

Exfoliar la piel consiste en aplicar productos que contienen pequeños gránulos, los cuales actuarán sobre la misma para eliminar las células muertas y así poder lucir una tez más suave, limpia e hidratada. Entre los beneficios de exfoliar la piel, encontramos que: Limpia profundamente la capa más externa de la piel al eliminar las impurezas.

  • Aumenta la circulación de la sangre y oxigenación del cuerpo.
  • Retrasa el proceso de envejecimiento prematuro de la piel.
  • Previene la aparición de granos y espinillas.
  • Favorece la depilación, al impedir que los vellos queden enquistados.
  • Permite la mejor absorción de otros productos de belleza.
  • Hidrata y proporciona suavidad a la piel.

Exfoliar la piel periódicamente: ¿cómo hacerlo?

Los beneficios de exfoliar la piel son innumerables, y es importante seguir una serie de consejos para una exfoliación periódica que permita alcanzar los más óptimos resultados:

  1. No es bueno exfoliarse la cara todos los días, ni el resto del cuerpo tampoco, puesto que puede causar resequedad e irritación. Puede exfoliarse una vez a la semana si se es de piel seca; pero si se tiene una piel sensible lo más recomendable es practicar la exfoliación una vez cada dos semanas; y entre una y tres veces por semana si se tiene la piel grasa. 
  2. También es recomendable no exfoliar la piel justo después de la depilación o tras el bronceado, porque todavía está en un estado de sensibilidad y puede irritarse.
  3. Puede utilizarse un guante o esponja para exfoliar el cuerpo, lo cual ayudará a agilizar la circulación y nacimiento de las células. Debe terminarse el baño con agua fría para cerrar los poros.
  4. También como ingrediente para exfoliar el rostro está el azúcar glas, ya que resultará muy suave para la piel. El azúcar blanca no es recomendable para el rostro porque puede irritar mucho la piel, aunque sí resulta mejor para el cuerpo y las manos.
  5. Cuando se aplique el exfoliante, mejor hacerlo con la piel húmeda para facilitar la eliminación de las impurezas.
  6. La temperatura del agua al momento de exfoliar debe ser tibia y no caliente para que la piel no se irrite. Finalmente, deben cerrarse los poros con agua fría y secar con pequeños toques sobre la piel.
  7. Aplicar el producto exfoliante sobre la piel y hacer pequeños movimientos circulares para facilitar la limpieza y evitar maltratarla.

La exfoliación es una parte fundamental dentro de la rutina de belleza para el cuidado de la piel. Los beneficios de exfoliar la piel constantemente son muy amplios, puesto que se puede ayudar a la regeneración celular, tonificar e hidratar, además de aportar múltiples nutrientes obtenidos de las propiedades de los ingredientes naturales que suelen utilizarse. En SkinCeuticals, encontrarás productos especializados en la exfoliación de la piel como Glycolic 10 Renew Overnight, Retexturing Activator o Retinol 0.3. Ya sea que quieras tratar los signos de la edad o las imperfecciones, vas a encontrar el producto ideal para ti.

 

Mensaje de orientación
Para una mejor experiencia, gire su dispositivo