Contenido principal

¿Para qué sirve el tónico facial?

Los productos de cosmética son los mejores aliados para el cuidado diario de la piel. Si bien es cierto que la piel se repara y se hidrata a sí misma, con el paso del tiempo va perdiendo muchas de sus propiedades y es momento de emplear productos que la hidraten y la tonifiquen. Pero, para que sirve el tónico facial?

Este producto es uno de los productos de cosmética más utilizados en la actualidad. Y no solo por sus propiedades beneficiosas, sino también por su grado de versatilidad. Es, por tanto, uno de los elementos imprescindibles que no pueden faltar en tu rutina diaria del cuidado de la piel.

Qué es un tónico facial

Tu piel necesita estar tonificada para absorber mejor todos los productos que conforman tu rutina de cuidado diario. Para ello, es recomendable utilizar un tonificador facial, un producto de cosmética que hidrata tu piel y retira tanto las impurezas como las células muertas que imposibilitan que puedas aprovechar todas las propiedades beneficiosas del resto de productos.
El tónico facial ayuda a limpiar el cutis, pero, al mismo tiempo, es el encargado de restablecer el pH de la piel. Una vez lo uses, sentirás tu piel mucho más fresca, limpia e hidratada. En cierta medida, te dará la sensación de estar mucho más tonificada, de ahí su nombre.
Este producto es, en definitiva, el producto que debes emplear para que tu piel pueda recibir en perfecto estado los cuidados posteriores y pueda aprovechar todos sus beneficios. Además, se trata del único producto de cosmética cuyo uso está recomendado para todo tipo de pieles.

Para qué sirve un tónico facial

Aporta frescor e hidratación

El uso del tónico facial le aporta a la piel de tu rostro un mayor frescor e hidratación. Si lo incluyes en tu rutina diaria, en muy poco tiempo podrás comprobar cómo tu rostro se vuelve más luminoso y la piel adquiere una textura deseada. Abrirás los poros, eliminarás los restos de manchas e impurezas y conseguirás regular la producción de sebo para que la superficie de tu piel no esté tan grasa.

Eliminar las impurezas y las células muertas

Uno de sus principales beneficios de este producto, es que es capaz de eliminar las impurezas y las células muertas que quedan en el rostro. Estas impurezas son las que obstruyen los poros y provocan que la superficie de la piel no se oxigene. Esto es lo que ocurre, precisamente, cuando te maquillas. El tónico facial es el producto por excelencia que deja tu piel completamente limpia tras usar el desmaquillante y los productos de limpieza. Al cerrarse los poros, tu piel volverá a estar más lisa y brillante y su textura será totalmente diferente.

Equilibrar el pH de la piel

Hay muchos factores que pueden desencadenar el desequilibrio en el pH de la piel. Si el pH de la piel sube demasiado, perderá agua y se secará, provocando la aparición de los signos del envejecimiento. El estrés, la falta de descanso, la contaminación y otros agentes externos provocan que el pH de tu piel se desequilibre.
El tónico facial es capaz de limpiar y tonificar tu piel para mantener el equilibrio de pH, un equilibrio que resulta fundamental para que tu rostro esté siempre limpio, brillante e hidratado.

Preparar a tu piel para el uso de otros tratamientos

Tras su uso, tu piel estará lista para aprovechar todas las propiedades beneficiosas de los tratamientos que emplees para tu cuidado diario. Una de las razones por la que no logras obtener los resultados deseados con un producto se debe a que tu piel no está lo suficientemente limpia. Aplicando un tónico facial conseguirás aprovechar todos los beneficios de cualquier producto, siempre y cuando sean acordes con tu tipo de piel.

Cuándo utilizarlo

Es muy importante que sepas para qué sirve. Pero todos los beneficios anteriores solo los podrás aprovechar si empleas este producto en el momento adecuado. El tónico facial debe usarse siempre después de la limpieza y antes de cualquier tratamiento. De hecho, es quien prepara a tu piel para absorber mejor los productos que vas a emplear en ella. Lo más recomendable es usarlo una vez por la mañana y otra por la noche. La piel debe estar siempre limpia para que sea mucho más efectivo. Si alguna vez te has preguntado para qué sirve, aquí tienes la respuesta. Un producto imprescindible que prepara tu piel y la deja limpia, fresca e hidratada. La solución perfecta para que los poros no se obstruyan y puedas mantener equilibrado el pH de la piel.


Mensaje de orientación
Para una mejor experiencia, gire su dispositivo