Ciencia antioxidante

Se ha demostrado que los antioxidantes tópicos formulados adecuadamente neutralizan los radicales libres que dañan la piel. Algunos de estos mejoran la apariencia de las líneas de expresión, las arrugas y la hiperpigmentación.

Ahora bien, ¿qué son los antioxidantes, cómo funcionan y qué otros beneficios ofrecen estas moléculas a la piel?
¿Qué es un antioxidante?
Un antioxidante es una molécula que inhibe la oxidación de otras moléculas.
La oxidación es un tipo de deterioro que se produce cuando las moléculas pierden electrones. En el organismo, se encuentran cinco tipos de antioxidantes de forma natural, que lo protegen frente al deterioro celular: glutatión, ubiquinona, ácido ascórbico (vitamina C), alfa-tocoferol (vitamina E) y ácido alfa-lipoico. Los antioxidantes funcionan mediante diferentes mecanismos para detener o neutralizar ese deterioro. De entre los cinco antioxidantes presentes en el organismo, solo las vitaminas C y E han demostrado su capacidad para penetrar en la piel. Además, hay algunas especies vegetales antioxidantes que se conocen por su acción en la piel.
¿Qué es un radical libre?
Los radicales libres son moléculas con electrones impares, lo que causa su inestabilidad y su carácter altamente reactivo desde el punto de vista químico.
Estas moléculas inestables se generan por los rayos UV, la contaminación y otros factores ligados al estilo de vida, tales como el alcohol y el humo del tabaco. Con el tiempo, el daño de los radicales libres conduce a la aparición de los signos visibles del envejecimiento prematuro de la piel, tales como las líneas de expresión, las arrugas, la flacidez y la hiperpigmentación e incluso el cáncer de piel.

Mientras que los fotoprotectores constituyen la primera línea de defensa y son esenciales para proteger la piel frente a los rayos UVA y UVB, los filtros de protección solar solo protegen la piel frente a un máximo del 55 % de los radicales libres*. Los antioxidantes tópicos actúan neutralizando los radicales libres y ofreciendo protección frente a los daños provocados por la radiación UV. La incorporación de un antioxidante tópico y un fotoprotector a la rutina cosmética diaria proporciona una protección completa frente a las agresiones ambientales.

*Haywood, R. et al., J Invest Dermatol 2006;121:862-868
SkinCeuticals:
La autoridad antioxidante
En 1997, SkinCeuticals revolucionó la cosmética mediante la introducción de Serum 10 y Serum 15, las primeras formulaciones de antioxidantes estables a base de ácido L-ascórbico puro
El investigador que fundó SkinCeuticals, el Dr. Sheldon Pinnell, llevó a cabo diversos estudios sobre la formulación de antioxidantes y descubrió estos factores específicos de formulación, que en la actualidad se conocen como Patente antioxidante de la Universidad de Duke. SkinCeuticals es la única marca que formula antioxidantes de acuerdo con estas normas.
La diferencia de SkinCeuticals
Un antioxidante a base de vitamina C tópica debe formularse adecuadamente para tratar la piel de forma eficaz. Esto depende de tres factores: La forma de vitamina C utilizada, la concentración y el pH de la solución.
En los años transcurridos desde la patente, cada generación de antioxidantes posterior se ha sometido a rigurosos estudios clínicos y los resultados son claros: Los sérums con vitamina C de SkinCeuticals neutralizan los radicales libres causados por la radiación solar y otros factores ambientales, al tiempo que ayudan a mantener y mejorar la apariencia general de la piel.