Contenido principal

Tipos de Arrugas: ¿Sabes diferenciarlas?

Las arrugas en la piel son unas de las principales enemigas de las mujeres e incluso de muchos hombres, debido a su relación con el envejecimiento. Sin embargo, no todas las arrugas se asocian con la vejez: existen diferentes tipos y algunas aparecen desde edades muy tempranas.

A pesar de que todas las arrugas pueden tener un origen diferente, tienen en común que se reflejan de la misma manera en tu piel. Afortunadamente, existen distintas formas de prevenirlas y tratarlas.

¿Qué son y por qué aparecen las arrugas?

Las arrugas son pliegues en la superficie cutánea que se hacen cada vez más profundos y evidentes debido a diferentes cambios que ocurren en las capas de la piel. Habitualmente, a medida que envejecemos, estos pliegues se hacen más evidentes debido a la disminución de la producción de sustancias que permiten tener una piel elástica, como es el caso del colágeno. Las arrugas son uno de los signos de la edad, que puedes combatir con tratamiento como A.G.E INTERRUPTER, que reduce las arrugas y líneas de expresión.

¿Cuáles son los tipos de arrugas?

Dependiendo de su ubicación y su forma de aparición, pueden clasificarse de la siguiente manera:

Arrugas dinámicas

Forman parte de las más frecuentes. También se conocen como arrugas de expresión y son ocasionadas por la contracción y relajación muscular repetitiva. Entre los tipos de arrugas en la frente que pueden aparecer, este es el más frecuente y se caracterizan por empezar a mostrarse desde muy temprana edad (desde los 25 años), es decir: no están relacionadas con el envejecimiento. Son fáciles de reconocer, ya que se hacen más evidentes cuando la persona sonríe y es por ello que se llaman “dinámicas”. Suelen aparecer en la región frontal, el entrecejo, laterales de los ojos y comisuras de la boca.

Arrugas estáticas

Estas aparecen en los pliegues naturales de la piel, es decir, desde el nacimiento están presentes, pero a medida que envejecemos se profundizan más y generan un surco difícil de ocultar. El progreso de este tipo de arrugas está íntimamente relacionado con el envejecimiento.

Cuando el músculo está en reposo son muy evidentes, lo que las diferencia de las arrugas dinámicas. Por otro lado, el movimiento muscular repetitivo también ayuda a profundizar aún más este tipo de arrugas. Es uno de los tipos de arrugas que se dan en los ojos, y en esta zona se conocen como “patas de gallo”.

Arrugas gravitacionales

En las arrugas gravitacionales, el mecanismo de aparición también está relacionado con el envejecimiento. Comienzan a aparecer a partir de los 40 años de edad. Todo el proceso de degeneración de los tejidos, como atrofia ósea y muscular, disminución de tejido graso y degeneración vascular, son factores que incrementan la aparición de arrugas.

Con el paso del tiempo, sustancias como el colágeno y la elastina no se producen en las mismas cantidades. Sumado a todo esto, está el efecto de la gravedad, que hace caer la piel acentuando aún más cada una de las arrugas. Estas aparecen habitualmente en la región del cuello, a los lados del mentón, en la zona preauricular y alrededor de los ojos.

Arrugas mixtas

Se denominan arrugas mixtas porque su mecanismo de producción se desencadena por diferentes factores: por el envejecimiento, contracciones musculares repetitivas o excesiva exposición al sol. Son uno de los tipos de arrugas en la cara más frecuente y, generalmente, aparecen en los surcos nasogenianos, pudiendo llegar en ocasiones a la mandíbula.

¿Cómo se tratan las arrugas?

Existen diferentes tratamientos destinados a disminuir o eliminar las arrugas, los más comunes son:

  • Productos antiedad: los productos cosméticos antiedad son la primera línea para tratar este tipo de arrugas. Incluye en tu rutina el Sérum H.A. INTENSIFIER de Skinceuticals y ayuda a recomponer el ácido hialurónico de tu piel.
  • Infiltraciones en la piel: las realiza un especialista y consisten en infiltrar la piel con sustancias como el ácido hialurónico o botox, que tienen como función disminuir las líneas de expresión.
  • Ultrasonido de alta intensidad: a través de la energía ultrasónica, se estimula la producción de elastina y colágeno, ayudando a rejuvenecer la superficie de la piel.
  • Láser: el tratamiento con láser para eliminar arrugas es diferente de acuerdo a cada persona. Esta técnica permite atenuar los surcos y marcas que dejan las arrugas. Cabe destacar que este tipo de tratamiento tiene que ser realizado por un especialista.

Prevención según el tipo de arrugas

Siguiendo algunos consejos se puede prevenir (o retrasar) la aparición de las arrugas:

  • Disminuir la exposición al sol: la radiación solar juega un papel importante en el envejecimiento; por ello, debes limitar la exposición al sol, especialmente en las horas de mayor irradiación. Al estar al aire libre, es recomendable usar sombreros y ropa que cubra tus extremidades. Además, es fundamental el uso de protector solar.
  • Mantener la piel hidratada: la piel seca es el peor enemigo para las arrugas, por lo que es fundamental que la piel se mantenga hidratada; además, esto ayuda a enmascarar los surcos presentes en la piel.
  • Dieta equilibrada: llevar una dieta equilibrada y saludable es fundamental para cuidar la piel. Las vitaminas y minerales obtenidos en la comida ayudan al proceso de regeneración de la piel y la mantiene saludable, evitando grietas y sequedad. De la misma forma, es igual de importante el consumo de agua: se recomienda ingerir 8 vasos de agua al día para mantener el cuerpo hidratado.
Mensaje de orientación
Para una mejor experiencia, gire su dispositivo