Contenido principal

LÁSER NO ABLATIVO

TRATAMIENTO DE REJUVENECIMIENTO DE LA PIEL QUE MEJORA EL FOTODAÑO Y LAS CICATRICES DEL ACNÉ




Realizados por un profesional del cuidado de la piel, los tratamientos de láser no ablativo utilizan la luz y el calor para desencadenar una respuesta de cicatrización controlada en la piel. Estos tratamientos estimulan la renovación celular y la producción de colágeno para ayudar a mejorar el aspecto de las líneas finas y las arrugas, las cicatrices deprimidas o el tono y la textura de la piel.



PREGUNTAS FRECUENTES



¿QUÉ ES UN TRATAMIENTO DE LÁSER NO ABLATIVO?


Los tratamientos de rejuvenecimiento con láser se clasifican en ablativos y no ablativos. Los láseres ablativos, como el dióxido de carbono (CO2) y el erbio (ER: YAG), actúan vaporizando la superficie de la piel para ayudar a desencadenar la reparación del tejido y estimular la producción de colágeno.

Los láseres no ablativos generan calor por debajo de la piel para inducir una lesión controlada en la dermis sin dañar la superficie de la piel. Los láseres no ablativos son menos invasivos que sus homólogos ablativos. El tiempo de inactividad es significativamente menor y el potencial de efectos secundarios es muy reducido.




¿QUIÉN ES UN BUEN CANDIDATO PARA EL TRATAMIENTO CON LÁSER?


Los tratamientos láser no ablativos son ideales para personas con pieles Fitzpatrick de tipo I a III, de color claro a oliva, que buscan disminuir la apariencia de líneas finas y arrugas, suavizar las cicatrices del acné y mejorar el tono de la piel.

Los candidatos con tipos de piel Fitzpatrick IV y superiores, con tonos de piel de medios a profundos, deben ser cautelosos al considerar el rejuvenecimiento con láser. Aunque los láseres no ablativos no son tan invasivos como los ablativos, siguen existiendo los riesgos de hiperpigmentación postinflamatoria y cicatrices. Si considera este procedimiento, es esencial que busque un profesional del cuidado de la piel con experiencia y un historial probado en el tratamiento de pacientes con tonos de piel más profundos. Además, es especialmente importante que se sigan con diligencia todas las instrucciones previas y posteriores al procedimiento, especialmente el uso de un protector solar de amplio espectro.

Los tratamientos con láser ablativo son ideales para los pacientes con un envejecimiento facial más importante, cicatrices profundas o picadas, y/o una pigmentación importante y severa. Aunque este procedimiento es intenso, los resultados son significativos. Este procedimiento intenso puede provocar daños importantes en la piel. Por lo tanto, sólo los pacientes que experimentan condiciones que requieren tales medidas agresivas deben considerarlo. La recuperación de un tratamiento con láser ablativo puede durar unas semanas y puede ser incómoda. Cualquiera que considere la posibilidad de someterse a este tratamiento debe prepararse para gestionar el periodo de recuperación y evitar por completo la exposición al sol.

Independientemente de su tipo de piel, también es importante que comente con su profesional del cuidado de la piel cualquier medicamento que esté tomando, ya que algunos medicamentos, como Accutane, pueden hacer que su piel sea más sensible a la luz UV.




¿CÓMO FUNCIONAN LOS LÁSERES?


Los láseres no ablativos funcionan mediante la entrega de una longitud de onda precisa de luz para producir una lesión controlada en la piel, que promueve la renovación celular. La energía emitida por el láser calienta las capas inferiores de la piel de forma selectiva y controlada. Este daño inducido por el calor desencadena una respuesta de reparación de la piel y estimula la producción de colágeno, una proteína estructural responsable de la elasticidad, la integridad y la firmeza de la piel. Todo ello se produce sin dañar la superficie de la piel.

Existen diferentes formas de administrar la luz de un láser no ablativo. Uno de los métodos es el no fraccionado, lo que significa que el láser actúa en toda una zona de la piel. El segundo método es fraccionado, un método mucho más común en el que el láser se dirige sólo a una parte de la piel a la vez. Este último enfoque emite calor mediante miles de columnas microscópicas, conocidas como zonas de tratamiento microtérmico. Este enfoque favorece la aceleración de la cicatrización de la piel, reduce el tiempo de recuperación y ayuda a mitigar los posibles riesgos, por lo que es ideal para los pacientes que buscan un tiempo de inactividad mínimo.

Durante el rejuvenecimiento láser ablativo, se dirige un intenso haz de energía luminosa (láser) a la piel. El rayo láser lesiona la capa externa de la piel (epidermis). Al mismo tiempo, el láser calienta la piel subyacente (dermis), lo que provoca la contracción de las fibras de colágeno. A medida que la herida cicatriza, se forma una nueva piel más suave y tensa. Al igual que los láseres no ablativos, los tratamientos con láser ablativo también pueden ser fraccionados o no fraccionados.

Consulte a su profesional del cuidado de la piel para determinar si los tratamientos con láser son adecuados para usted.




¿QUÉ EXPERIMENTARÉ DURANTE UN TRATAMIENTO CON LÁSER?


Durante un tratamiento láser no ablativo, el profesional de la piel pasará suavemente el láser por la piel. The sensation is often described as a rubber band snapping on skin. La sensación se describe a menudo como la de una banda elástica que se rompe en la piel. Este procedimiento puede durar entre 20 minutos y 2 horas, dependiendo de la zona a tratar. Una vez terminado, la piel se sentirá caliente, como una leve quemadura de sol, durante un máximo de 24 horas, dependiendo del tratamiento. A veces, es necesario enfriar la piel con una bolsa de hielo o una mascarilla refrescante, como SkinCeuticals Biocellulouse Restorative Mask. El enrojecimiento suele desaparecer en unos días, pero puede durar más tiempo dependiendo del tipo de láser utilizado y de la zona tratada.

Dependiendo del tratamiento, el profesional del cuidado de la piel preparará la zona a tratar limpiando su piel. También le dará un par de gafas protectoras para cubrir sus ojos. Si se considera necesario, se le proporcionará una crema anestésica para aplicar una o dos horas antes del tratamiento. Para los tratamientos láser ablativos, el técnico probablemente adormecerá la piel con anestesia local. El tratamiento suele durar entre 30 minutos y 2 horas, dependiendo de la técnica utilizada y del tamaño de la zona tratada. Dependiendo de la intensidad del tratamiento con láser, es posible que se administren analgésicos para la recuperación. Una vez finalizado el procedimiento, se puede esperar un malestar general, enrojecimiento e hinchazón que puede tardar entre 2 y 4 semanas en curarse por completo.

En general, el ritmo de recuperación depende del tipo de tratamiento y de cómo reaccione la piel. Hable de los cuidados posteriores al tratamiento con su profesional del cuidado de la piel antes del mismo para estar preparado.




¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA SOMETERSE A UN TRATAMIENTO CON LÁSER?


En todos los tratamientos con láser su piel experimentará una mayor sensibilidad a la luz ultravioleta. Por ello, es mejor someterse a estos tratamientos durante los períodos de menor exposición al sol, como a finales de otoño o en invierno. Si vive en un clima más cálido o decide someterse al procedimiento durante los meses más cálidos, es imprescindible que evite la exposición al sol en la medida de lo posible.

Independientemente de cuándo decida recibir el tratamiento, es importante que se aplique diariamente y con diligencia un protector solar de amplio espectro. Esto no sólo ayudará a proteger los resultados de su tratamiento, sino que puede ayudar a prevenir futuros signos de envejecimiento de la piel. Para una protección más completa, su profesional del cuidado de la piel puede recomendar el uso de productos para el cuidado de la piel en casa como SkinCeuticals C E Ferulic. Probado para su uso inmediatamente después de los tratamientos láser ablativos y no ablativos, este potente suero de vitamina C está clínicamente probado para ayudar a reducir el enrojecimiento, la hinchazón y el tiempo de inactividad.1

1https://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/14764172.2015.1112408




¿DÓNDE DEBO HACERME UN TRATAMIENTO CON LÁSER?


Al igual que con casi cualquier procedimiento, existen riesgos asociados a los tratamientos con láser. Entre ellos se encuentran la infección, los cambios de color de la piel, el enrojecimiento, la hinchazón o las ampollas. Para evitar cualquier efecto secundario innecesario y maximizar los resultados, busque un profesional del cuidado de la piel con licencia, con formación documentada y amplia experiencia en rejuvenecimiento con láser. Su profesional del cuidado de la piel trabajará con usted para determinar el plan de tratamiento más eficaz en función de su tipo de piel, sus preocupaciones y los resultados deseados.

LOCALIZADOR DE EXPERTOS>




COMBINACIÓN GANADORA: OPTIMIZA EL TRATAMIENTO CON EL CUIDADO EN CASA


Optimiza el tratamiento láser y ayuda a mantener los beneficios con C E Ferulic. Cuando se utiliza inmediatamente después del láser, C E Ferulic ayuda a reducir el tiempo de inactividad disminuyendo la aparición de rojeces e hinchazones visibles. Después del tratamiento, cuando se utiliza como mantenimiento diario, C E Ferulic complementa los resultados del láser proporcionando una mayor firmeza, luminosidad y un cutis más joven.1

C E Ferulic es un sérum patentado de vitamina C de uso diurno que proporciona una protección medioambiental avanzada y mejora el aspecto de las líneas de expresión y las arrugas, la pérdida de firmeza y la luminosidad de la piel.

1https://www.tandfonline.com/doi/full/10.3109/14764172.2015.1112408




¿DEBO INCORPORAR UNA RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL EN CASA?


Se recomienda incorporar un régimen de cuidado de la piel en casa después de recibir un tratamiento láser no ablativo; en SkinCeuticals recomendamos siempre consultar a un médico experto para obtener consejos y la rutina adecuada para seguir en casa

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Mensaje de orientación
Para una mejor experiencia, gire su dispositivo