Contenido principal

Arrugas del sueño: ¿por qué aparecen y cómo podemos evitarlas?

Nuestro cuerpo va evolucionando con el tiempo. Prueba de ello son los numerosos signos de la edad y el envejecimiento que aparecen cuando alcanzamos cierta edad. No obstante, además de las arrugas de expresión, existen otro tipo de arrugas que también surgen a partir de cierta edad. Independientes de las líneas de expresión, estas arrugas aparecen al dormir. Si no te suena, te lo explicamos todo sobre las arrugas del sueño: qué son, cómo evitarlas y qué hacer para tratarlas en caso de que ya hayan aparecido.

Qué son las arrugas del sueño

Envejecer es algo natural. Lo que suele preocuparnos es justamente la aparición de esos signos del envejecimiento y lo que nos ocupa hoy: las arrugas del sueño. Pero para entender cómo debemos tratarlas, primero hay que entender qué son.

Las arrugas del sueño también se consideran un signo de la edad añadido a otros factores, como veremos más adelante en el artículo. Suelen empezar a aparecer en torno a los 35 años y, como las arrugas de expresión, son la indicación de que ya está sucediendo una disminución natural del colágeno de la piel. El colágeno es una proteína que se encuentra en la dermis, aportando elasticidad y resistencia a nuestros tejidos.

Con la disminución natural del colágeno a causa del envejecimiento y otros factores es más común que empiecen a mostrarse dichas arrugas y líneas de expresión. Si además sumamos que a la aparición de estos signos también le afecta la manera de dormir, surgen las arrugas del sueño. Entonces, podemos decir que las arrugas del sueño son surcos en la piel causadas por el envejecimiento y por la manera en la que dormimos.

Cómo evitar que aparezcan las arrugas del sueño

Si hay algo fácil de las arrugas del sueño es que se pueden evitar con hábitos sencillos y poco costosos. Para evitar la aparición de las arrugas del sueño puedes fijarte en las siguientes recomendaciones sobre hábitos y posturas al dormir.

Presta atención a la postura que adquieres al dormir

Las arrugas del sueño se forman al dormir, de ahí su nombre. Cuando la disminución natural de ácido hialurónico y colágeno hacen que la piel pierda elasticidad y densidad, dormir boca abajo o de lado puede propiciar la aparición de las arrugas del sueño. Por eso, saber cómo dormir para evitar arrugas del sueño va a ser beneficioso para tu piel.

Cuando duermes boca abajo, básicamente lo que pasa es que se obstruyen los folículos de la piel, la respiración y la circulación no fluyen tan bien y se genera retención de líquidos. Como sucede cuando duermes de lado, la presión que soporta tu piel contra la almohada y las sábanas hace que puedas empezar a marcar arrugas del sueño en los pómulos y la barbilla. Si además duermes con los brazos cruzados o unidos delante del pecho, pueden aparecer arrugas en forma de abanico en el escote. Para solucionar esto es conveniente dormir boca arriba. De esta manera, tendrás una mejor respiración y no se ejercerá presión sobre la cara o pecho.

Ten en cuenta la ropa de cama

La ropa de cama también es un factor a tener en cuenta cuando quieres saber cómo dormir y mejorar tus hábitos para evitar las arrugas del sueño. Cuando dormimos nos movemos involuntariamente. Esto puede hacer que acabemos enrollados en las sábanas y luego nos levantemos con marcas por todo el cuerpo. La cara no se salva: las sábanas también ejercen presión sobre la piel facial y del escote, contribuyendo, de nuevo, a las arrugas del sueño.

Muchas personas usan sábanas de algodón, pero este tipo de tejido se pega mucho más a la piel, añadiendo una presión innecesaria. Las sábanas de seda o raso suelen ser más transpirables y suaves que el algodón, por lo que ahorran presión a la piel.

Rutinas de masajes y ejercicios para la cara

Si además quieres un añadido para el cuidado y fortalecimiento de la piel facial, puedes pensar en una rutina de ejercicios para la cara. Al ser un reflejo de nuestras emociones y gestos, la cara también se carga de tensiones a diario. Por eso, una rutina para fortalecer los músculos de la cara acompañada de masajes diarios hará que tu piel sea más resistente a las arrugas del sueño.

Ya tengo arrugas del sueño, ¿cómo las trato?

Si ya han empezado a aparecer, es conveniente disponer de una rutina cosmética para hidratar la piel y aportarle las vitaminas que va perdiendo con el paso de los años. Contar con productos de alta calidad que proporcionen hidratación y elasticidad a la dermis, como por ejemplo el A.G.E. Interrupter de SkinCeuticals o el Sérum de ácido hialurónico HA Intensifier, es crucial para retrasar y evitar esas arrugas del sueño. Además de nunca dejar de lado tu rutina facial diaria que tan importante es para lucir una piel sana y descansada.

Para una mejor experiencia, gire su dispositivo