Contenido principal

¿Las cremas caducan? Descubre todo lo que debes saber

Si hay una afirmación que podemos hacer sobre todas las cremas es que caducan. Sucede con todos los cosméticos, también con el maquillaje. Por este motivo, de vez en cuando hay que revisar este tipo de productos con el fin de deshacerse de aquellos que ya no deberíamos usar porque se ha sobrepasado la fecha de caducidad.

Es muy habitual acumular artículos de estas características, sobre todo cremas solares cuyos botes no se llegaron a vaciar la temporada anterior. Por otro lado, hay envases de cremas que no llegan a convencer del todo y se dejan a un lado por si el día de mañana se les puede sacar provecho. Sin embargo, esto no suele llegar a pasar y, si ocurre, es probable que ya se haya alcanzado la fecha de caducidad de las cremas. Aunque muchas personas piensen que no sucede nada por usar cremas caducadas, hay que destacar que no solo pierden eficacia, sino que también pueden provocar irritaciones en la piel.

¿Dónde pone la fecha de caducidad en las cremas?

En todos los envases de las cremas se puede encontrar una fecha de caducidad. Se plasma en ellos como sucede con cualquier otro alimento, añadiendo la frase “Usar preferentemente antes de…” junto a la fecha correspondiente a su límite de uso. En el caso de que ese día haya quedado atrás, no hay nada que pensar, es importante deshacerse del producto cuanto antes porque ha dejado de ser seguro.

Ahora, también es muy habitual que el vencimiento de las cremas cosméticas se refleje a partir del etiquetado PAO. Este muestra el tiempo hasta el que se pueden usar las cremas desde que el bote se abre. El PAO se refleja con el símbolo de un bote abierto, junto al que se sitúa un número y una letra. Este dato significa que, desde que el frasco del cosmético ha sido abierto, debería usarse de forma exclusiva en los meses indicados en el envase. Si el usuario decide utilizarlo aunque ya haya caducado, la marca no asegura que vaya a cumplir con su cometido ni que vaya a respetar la salud de la piel.

Por ello, un buen consejo, es apuntar la fecha en la que han abierto cada envase para no arriesgarse a que el artículo, una vez pasada la fecha indicada, les haga daño.

¿Cuánto duran las cremas?

Respecto a esta pregunta, es importante indicar que cada fórmula es diferente. Sin embargo, se puede decir de forma general que las cremas caducan, normalmente, entre los doce y los veinticuatro meses siguientes a comprarlas. Por otro lado, si se trata, por ejemplo, de productos con vitamina C o sérums, no duran más de seis meses. El motivo de la fecha de caducidad de la vitamina C es que se oxida con facilidad. Asimismo, los productos con alfa hidroxiácidos tienen una duración aproximada de nueve meses.

Otros cosméticos que tienen fecha de caducidad

Si nos centramos en las cremas solares, hay que decir que no duran más de un año. Esto significa que no se pueden usar de un año para otro. Al menos si se busca una alta eficacia con el fin de protegerse del sol. En relación a los contornos de ojos, pueden llegar a tener una duración de un año.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta si se trata de una crema natural o no. El motivo es que las que lo son, al contener menos conservantes, suelen tener una duración menor.

Ahora, si buscas una crema de calidad que puedas usar de forma rutinaria con el fin de encontrar en ella los mejores beneficios y que estamos seguros de que no se te caducará al querer usarla cada día, es la Daily Moisture. Se trata de un producto que nutre, hidrata y ayuda a reducir el tamaño de los poros. Sus tres extractos de algas ricos en nutrientes, su vitamina E y sus siete extractos botánicos provocan que la dermis se mantenga suave, protegida y sin mostrarse grasa. Por esta razón, es perfecta para pieles grasas.

Sin embargo, si tu piel es seca y sensible, tienes a tu disposición Emollience, elaborada a partir de aceites esenciales y extractos naturales. Por esta razón, se caracteriza por ser una crema regeneradora y nutritiva con una textura que provoca que se aplique con total facilidad.

Cómo conservar las cremas

Cuando se habla del mantenimiento de la eficacia de una crema no solo hay que analizar la fecha de caducidad, sino que también hay que tener en cuenta su conservación. Así, el artículo se estropeará si no se conserva en un lugar seco, fresco y sin sol directo. Igualmente, es imprescindible cerrar bien los envases. De este modo, si el producto cambia de color, de textura o de olor, es mejor deshacerse de él.

Para una mejor experiencia, gire su dispositivo