Contenido principal

Rutina con ácido hialurónico para tu piel

Al igual que cualquier otra industria, la del cuidado de la piel siempre está en constante evolución. Los expertos en este campo siempre encuentran algún ingrediente nuevo y revolucionario que se convierte en el más importante del momento para el cuidado de la piel.

Estos ingredientes suelen ser un acierto o un error y, por supuesto, la mayoría de ellos no funcionan para todas las personas. Algunos de ellos se vuelven muy populares, pero solo unos pocos merecen su reputación, entre los que se encuentra el ácido hialurónico. Este ingrediente se utiliza principalmente para restaurar la piel y es adecuado para una amplia gama de tipos de dermis. La piel madura se beneficiará al máximo del ácido hialurónico, especialmente si se usan productos que lo contengan, como el sérum, muy utilizado en las rutinas de belleza.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El envejecimiento es completamente natural y, como cualquier otro proceso, trae consigo muchos cambios, siendo el más notorio el que se produce en la piel. Los años que pasen harán que pierda hidratación, se vuelva menos elástica y pierda firmeza. Aquí es donde entra el ácido hialurónico: este ingrediente es capaz de retener la humedad de la piel, más que cualquier otro polímero natural o sintético. Si tienes arrugas, enrojecimiento y dermatitis, también calma la piel irritada porque ayuda a prevenir la pérdida de humedad, uno de los factores más importantes para que la piel se mantenga fresca y firme.

Una de las grandes ventajas del ácido hialurónico es que fortalece la epidermis, la capa externa de la piel. Si esta capa es fuerte y está cuidada, la piel parecerá más tersa, suave, homogénea y, lo más importante, más joven.

El ácido hialurónico también proporciona un nivel de protección extra a la piel al liberar antioxidantes, que se utilizan para prevenir el daño de los radicales libres. Este componente se está incluyendo cada vez más en numerosos productos de cosmética, como el sérum, con el objetivo de que las personas que quieran mantener una piel saludable puedan utilizarlos en sus rutinas de belleza.

Beneficios del sérum con ácido hialurónico para tu piel

La textura ligera del ácido hialurónico funciona tanto para la piel seca como para la de tipo graso o sensible. También puedes utilizarlo en periodos de embarazo o si estás amamantando, ya que no produce efectos secundarios para la salud en estos casos.

El ácido hialurónico está apareciendo en muchos productos que se comercializan actualmente en el mercado debido a los múltiples beneficios que ofrece. Para saber si el producto que quieres comprar contiene este componente, solo tienes que consultar su lista de ingredientes. Asegúrate de que no esté al final, porque eso podría significar que la cantidad de ácido hialurónico es insignificante.

Además, es importante comprobar si el producto contiene aceites vegetales aromáticos, fragancias irritantes o alcohol que reseque la piel. Estos pueden contrarrestar los beneficios del ácido hialurónico.

Unos de los productos cosméticos que suele incluir este componente y que es muy recomendado para las rutinas de belleza es H.A. Intensifier. Este sérum con ácido hialurónico es un corrector que aporta grandes beneficios, y su eficacia hace que aumenten los niveles de esta sustancia en tu piel.

Su fórmula tiene una elevada concentración de ácido hialurónico puro, arroz púrpura para mantener los niveles de este nutriente en la piel, y extractos vegetales de raíz de regaliz que ayudan a mejorar la firmeza, suavidad y tersura de la piel, además la mantiene hidratada durante más tiempo.

Cómo hacer tu rutina facial utilizando un sérum con ácido hialurónico

Para llevar a cabo tu rutina utilizando un sérum con ácido hialurónico, sigue estos pasos:

  • Limpia tu piel: antes de aplicar el sérum con ácido hialurónico en tu rutina facial, tu piel debe estar preparada. Usa un agua micelar de calidad y luego exfolia si lo consideras necesario.
  • Después de la limpieza, aplica un tónico facial líquido: asegúrate de que no contenga alcohol y aplícalo con una almohadilla o bolita de algodón.
  • Aplica el sérum con suavidad sobre tu cara: después de limpiar y humedecer tu piel, es el momento de aplicar el sérum con ácido hialurónico para que te proporcione excelentes resultados. La cantidad dependerá de tu tipo de piel, pero la aplicación estándar es de un par de gotas o una cantidad que tenga el tamaño de un guisante.

Un consejo importante para que tu piel esté más hidratada y saludable después de aplicar ácido hialurónico es beber diariamente mucha agua. Debido a que esta sustancia tiene la capacidad de retener el agua, cuando tu piel libera su humedad, el ácido hialurónico la retiene en la superficie para conseguir que tu dermis esté más radiante y aumente su elasticidad.

Para una mejor experiencia, gire su dispositivo