Contenido principal

Tipos de ojeras: ¿cómo tratarlos?

Todos las hemos sufrido en alguna ocasión. Las ojeras son unas coloraciones que aparecen bajo los párpados y en la parte inferior de los ojos. Dependiendo del tipo de ojeras, pueden adquirir un color u otro. Aunque esto no suele ser indicativo de nada grave, ya que se trata de un problema meramente estético. No obstante, a veces puede ocurrir que sean fruto de alguna carencia o déficit alimentario.

La falta de sueño o el cansancio físico son las primeras razones que se relacionan con la presencia de las ojeras. La zona de los ojos en la que surgen es la parte de la cara cuya piel es más fina. De ahí que, al transparentarse las venas más fácilmente, pueden presentar un color u otro. Pero, ¿cuáles son los principales tipos de ojeras que se conocen y cómo puedes tratarlos?

La falta de sueño, el estrés, el cansancio físico, el tabaco, la medicación o una alimentación desequilibrada pueden estar detrás de la aparición de unas ojeras. La parte inferior de los ojos llama la atención por medio de unas manchas muy características. ¿Cuáles son los tipos de ojeras más frecuentes y cómo puedes tratarlas para reducirlas o eliminarlas?

Ojeras transitorias

Uno de los tipos de ojeras más frecuentes son las ojeras transitorias. Son las ojeras que aparecen debido a la falta de sueño, el estrés o el cansancio físico. Suelen presentar un color azul u oscuro y van remitiendo con el paso de los días, pero siempre y cuando vuelvas a tu rutina de descanso habitual.

No obstante, si son persistentes puedes reducirlas a través de AOX+ Eye Gel, un sérum antioxidante especialmente indicado para el contorno de los ojos y las ojeras. Su textura en gel es muy ligera y te brinda la máxima protección en esta parte tan sensible de la piel, reduciendo los signos de cansancio y fatiga.

Este sérum de Skinceuticals es perfecto para pieles grasas, secas, normales, mixtas y sensibles. Un producto refrescante que combate los signos del envejecimiento y le dará a tu rostro un toque totalmente limpio y brillante.

Ojeras hundidas

El gel anterior es ideal también para las ojeras hundidas. Este tipo se caracteriza por presentar unas ojeras mucho más visibles y con aspecto hundido sobre la piel. Además, son ojeras más grandes que las anteriores y sus causas se asocian más con el paso del tiempo y la aparición de los signos del envejecimiento.

Es por esto que el tratamiento, el sérum AOX+ Eye Gel, se convierte en imprescindible para tratar este tipo de ojeras tan pronunciadas. En muchos casos, no obstante, también habría que recurrir a un tratamiento de ácido hialurónico para recuperar la tersura de la piel ya flácida.

Ojeras oscuras

Las ojeras oscuras se deben, fundamentalmente, al cansancio y la falta de sueño. Sin embargo, también surgen por el propio proceso natural del envejecimiento, por el estrés, el tabaco o una mala alimentación. En este caso, aparece también una pigmentación en la piel producto de una excesiva producción de melanina.

Hay diversos productos específicos para tratar las ojeras oscuras. Además del gel anterior, también puedes emplear compresas frías bajo los ojos o bolsas de té. Aunque si las ojeras se oscurecen puede haber un problema de mala circulación, de ahí que se requiera de una limpieza de cutis más profunda.

Ojeras rojas o moradas

Otras tonalidades que adquieren las ojeras son el rojo o el morado. Al igual que las anteriores, son síntoma de la falta de sueño, el estrés y el cansancio físico. Pero también pueden ser producto de una mala alimentación, sobre todo si no bebes agua o consumes muchos alimentos con exceso de sal. Este tipo de alimentación conlleva a una mayor retención de líquidos, de ahí la tonalidad que surge en la piel bajo los ojos.

En este caso, tendrás que evitar el consumo de dichos alimentos, además del tabaco y el alcohol, y beber más agua. También deberás tener una rutina de descanso más equilibrada y no pasar tantas horas delante del ordenador, el móvil o la televisión.

Ojeras pigmentadas

Por último, es importante hablar de las ojeras pigmentadas, cuya aparición se debe sobre todo a un incremento de la melanina de la piel. En este caso, las ojeras adquieren un tono marrón y, para reducirlas, es necesario el uso de cremas y protectores solares durante todo el año. También son muy recomendables todas aquellas cremas que contengan ingredientes con propiedades antioxidantes.

Los diferentes tipos de ojeras son un problema que se asocia, en definitiva, con la falta de sueño, el estrés y el cansancio físico. Sin embargo, en muchas ocasiones también surgen debido a una mala alimentación, el exceso de alcohol y tabaco o alguna carencia alimentaria. El uso de productos específicos y una rutina de limpieza facial diaria te pueden ayudar a reducir estos signos en tu rostro.

Para una mejor experiencia, gire su dispositivo